DIARIO DE INSPIRACIÓN. CAPÍTULO III

Sí, somos muy románticas… ¡Lo reconocemos! Y por eso, en esta colección FW18 la tendencia Vintage Prairie, no podía faltar.

Siluetas que respiran femineidad con vestidos de volantes y delicadas camisas victorianas de encaje dan forma a una colección muy delicada y evocadora.

Con una paleta de color en tonos nude, azul y crudo envejecido, recreamos el ambiente de prendas recuperadas con historias de inspiración vintage.

Los sastres del Príncipe de Gales aportan la nota tomboy y le ofrecen el estilo más rústico al conjunto.

Así que hoy queremos desvelaros algunas de las fuentes de inspiración para crear este universo Vintage Prairie… O bueno, visto de forma más práctica, de cómo disfrutar de la belleza del frío invierno:

Un fin de semana en la montaña. Un plan perfecto para desconectar y disfrutar de la naturaleza. Ideal para descansar y encontrar la tranquilidad.

Una taza de Earl Grey caliente al estilo inglés y acompañado de una clásica pasta de té.

Un libro. Muchos, pero quizás “El país de la nube blanca” de Sarah Lark haya sido clave ;)

Un viaje a Inglaterra o, puestas a soñar, a los paisajes más salvajes de Nueva Zelanda.

Una serie. Downton Abbey o The Crown. ¿Sabías que esta última es la serie más cara de la historía?