"El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo"

Es un cita de Gustavo Adolfo Bécquer y la verdad, en estos momentos de incertidumbre y cuarentena, nos parece un soplo de aire fresco.

Una de las inspiraciones de nuestra Colección Primavera Verano es el Polish Folk Art y qué mejor manera que imaginar un viaje a Polonia gracias a los tips que nos han enviado nuestros amig@s polac@s.

Nosotras, ¡nos vamos de viaje! ¿Te vienes?

Una ciudad. Muchas, pero si hay que elegir... Varsovia, su capital. Una ciudad con una variedad arquitectónica que refleja su historia; desde las iglesias góticas y los palacios neoclásicos hasta los bloques de edificios del período soviético y los rascacielos modernos. Una curiosidad. La zona antigua de la ciudad fue reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial gracias a la precisión y fidelidad original de las obras del pintor Canaletto. Pero Cracovia y Wroclaw son preciosas también y merecen una visita. Deseando perdernos por sus calles con nuestro look. ¡Es perfecto para hacer turismo!

Un libro. Guguly, de Wioletta Grzegorzewska. Cuenta la historia de Wiolka, una niña que vive en el pequeño pueblo de Hektary en el Jura Krakowsko-Czestochowska. Su mundo es sencillo: ir a la escuela, buscar escarabajos, jugar con sus compañeros, hablar con su padre, mirar a la misteriosa costurera y esperar la llegada de Juan Pablo II. Es aquí donde experimenta el amor y la muerte por primera vez. La historia es una excelente balada sobre el campo polaco durante la República Popular de Polonia. Nos imaginamos a Wiolka con este vestido de SS20. ¿Y tú? ¿Cómo te la imaginas?

Una película. La archiconocida y premiada El Pianista de Roman Polanski. Y una más actual, Corpus Christi, de Jan Komasa, nominada al Óscar a la Mejor Película Extranjera este 2020. Basada en una historia real, esta película cuestiona los esquemas de poder, las reglas de la sociedad y la espiritualidad.

Una flor. Sin duda, la Amapola Silvestre, que inunda los grandes campos polacos. Y este print es un canto a la primavera. Hello Spring!

Un restaurante. Sukiennice en Cracovia, donde puedes disfrutar de las delicias tradicionales polacas. ¡Hay un peso al entrar para que te peses antes y después del deleite!

Una comida. żurek bialy ¿Qué es? Una sopa servida generalmente en un cuenco de pan que ayuda a entrar en calor en el frío invierno.

Un dulce. Makowiec. Es un un dulce típico de Navidad, pero que toma también para cualquier ocasión especial. Es que es un bizcocho enrollado y relleno, que está hecho con semillas de amapola, pasas, mantequilla, cáscaras de naranja confitada, nueces, almendras... Para que esperar a probarlo en Polonia, si podemos hacerlo estos días?

Una bebida. Allí, siempre se brinda con żubrówka. Que viene siendo... vodka!

Una montaña. Trzy Korony (Tres Coronas). Se sitúa en el Parque Nacional de Pieniny que se encuentra al sur de Polonia, en la frontera con Eslovaquia. Un gran número de especies de animales y plantas habitan este espacio natural. También abundan los ríos, arroyos y lagunas, que harán las delicias de los amantes del piragüismo y del rafting. Concretamente, el río Dunajec, que marca la frontera con Eslovaquia, es famoso por sus gargantas y cañones pintorescos. Unos cuarenta kilómetros de senderos recorren el parque nacional de Pieniny. Un lugar perfecto para hacer un picnic con las amigas y lucir nuestro look. Las vistas panorámicas del entorno natural y de las cumbres vecinas son espectaculares. Es un lugar tranquilo para disfrutar de la naturaleza.

Una playa. Jastarina, sin dudarlo, nos dicen! Es una pequeña ciudad portuaria sobre la costa del Mar Báltico. Es un lugar de turismo, donde la gente va de vacaciones, a acampar y a practicar deportes acuáticos, sobre todo, el windsurf. Y para llegar a sus playas hay que atravesar un bosque de pinos resinosos en un cinturón de dunas de unos 50 m. Qué ganas de los días de playa y poder estrenar nuestro vestido.

Porque muy pronto volverán los besos, los abrazos y los buenos momentos! Y por supuesto, el placer de viajar... Cuidaos mucho y mucho, mucho ánimo!