MÉRIDA

Pasear por el centro histórico lleno de casitas de colores y llegar hasta la plaza La Grande donde te encontrarás con la Catedral de San Ildefonso y el Museo Macay de Arte Contemporáneo.

Descubrir el Parque Hidalgo y parar a tomar algo en la terraza del Gran Hotel. Mejor si es a última hora del día porque amenizan la velada con música en vivo. ¡Maravilla!

Recorrer el Paseo Montejo y admirar las casas coloniales a ambos lados de la calle hasta llegar al monumento de la Patria. Si te apetece viajar en el tiempo y rememorar los maravillosos años 50, haz una parada en la Cafetería Impala.

Y reserva un gran hueco en tu agenda para Casa T'HÓ, aquí encontrarás boutiques y una cafetería maravillosa, todo con muy buen gusto. ¡Parada obligatoria donde las haya!.

VALLADOLID

Iniciar el recorrido en la plaza central. Encontrarás la iglesia San Servacio y a su alrededor, un montón de puestos artesanales. Atentos… Tip foodie! Saborear las marquesitas, un típico crêpe de queso con chocolate. Sí, sí… queso y chocolate! ¡Sin duda hay que probarlo!

Continuar por la Calzada de los Frailes, la más moderna de Valladolid y hacer una parada en la Perfumería Coqui Coqui. ¡Imprescindible! También puedes hospedarte aquí.

Si eres de dulces o te apetece una empanada como tentempié antes de cenar, Tresvanbien está muy pero que muy bien ;)

En el Convento San Bernardino proyectan a las 9 pm un espectáculo de luz y sonido en la fachada.

Para comer o cenar comida típica mexicana:

- El jardín de los frailes
- El atrío del Mayab
- El mesón del marqués

Y no pierdas darte un chapuzón en el cenote Suytun. ¡Una poza natural preciosa!

TULUM

Sí, ¡está muy de moda! Pero es que es un auténtico paraíso. Sobre todo, ¡natural!

Si te gusta bucear lo mejor es que algún local que tenga barco te acerque a ver el segundo arrecife de coral más grande del mundo. Compartirás un baño con mil y un peces de colores, mantas rayas, tortugas…

También hay que ver al menos un atardecer desde el Hotel Papaya.

¿Te gusta el yoga y el desayuno es tu comida del día favorito? Apunta este hotel: Holistika. Es la sede del yoga en Tulum y ofrecen clases todos los días. Y qué mejor que disfrutar de un buen desayuno al finalizar la práctica. Prueba el batido de chocolate y plátano, ¡lo querrás cada día!

¿Tienes hambre? No puedes irte sin probar los tacos del restaurante Hotel Azulik.

Y un capricho, deleitarse en El Gitano. Es enriquecedor relacionarse con gente que vive allí.

Por último, si puedes, escápate a Bacalar. Disfruta de un paseo en barco por la laguna de los siete colores y reserva para comer en La Playita.

HOLBOX

Se forma una playa en mitad del mar y puedes llegar caminando hasta Punta Mosquito. Es un paseo increíble en medio del mar que te muestra preciosas especies marinas y hasta estrellas de mar! Importante: No sacarlas del agua por que mueren enseguida si están fuera de su medio. ¿Lo sabías?

Casa Mech es un lugar ideal para hospedarse.

¿Dónde comer, cenar o desayunar?

Antojitos El Abuelo Tom. Sitio casero y delicioso. De esos, que repites ;)

Roots ¿Te apetece probar la pizza de langosta?

Restaurante Básico y Painapol. Ideales para desayunar.

Y por las noche, siempre encontrarás música en directo en The Hot Corner. ¿Bailamos?