¡Qué bonita es Cuba! Su cultura, sus paisajes, su gente... Todo en Cuba es alegría, color, ¡y baile!

Nuestra compañera Irati ha tenido la suerte de descubrirlo de primera mano y nos ha contado maravillas. Así que si tienes pensado ir pronto, no te pierdas sus imprescindibles de la isla y... ¡a disfrutar!

El mejor tip y el más importante, ¡toma nota!: Los taxistas. Son la mejor enciclopedia de Cuba, así que no dudes en coger no uno, de hecho te recomendamos que cojas muchos!

Por supuesto, tienes que visitar La Habana. La capital de Cuba, su alma, y un lugar lleno de contrastes. El centro es una pequeña joya arquitectónica con sus casas coloniales, pero no dudes en dejarte llevar por los barrios más alejados. Te encontrarás una ciudad decadente, pero te enamorarás de su ambiente, de sus colores y de su gente. ¡No hay otra ciudad igual en el mundo!

La Habana Vieja es el centro histórico y tienes que pederte hasta que tengas sed. En ese momento, hay que hacer caso a las palabras de Hemingway, "Mi mojito en La Bodeguita, mi daiquiri en El Floridita".

La Habana Centro es la zona donde vive la mayoría de cubanos. Un lugar con mucho, mucho encanto! Importante. Si la visitas en domingo, apunta: ¡es día de rumba!

En Cuba, ¡la música suena en todas partes! Siéntate en una terraza, como en el Café Paris de la calle Obispo y disfruta del ambiente. Y si te gusta bailar… ¡Cuba será tu paraíso! Siempre hay locales con música en directo y gente bailando. La salsa, corre por su sangre. ¡Atrévete a dar unos pasos!

Y el Vedado, es la parte de los años gloriosos de la isla. Sus casinos, teatros, la Plaza de la Revolución y el precioso Hotel Nacional, el más emblemático de Cuba... Son un must!

También hay que visitar La Fábrica de Arte Cubano y la Feria de publicaciones y curiosidades. Allí encontrarás libros de segunda mano, carteles, ilustraciones… ¡Un recuerdo único de Cuba!

Si tienes más días, no dudes en visitar otras zonas de la isla. Trinidad es la ciudad colonial más bonita de Cuba. Piérdete por sus callejuelas, escucha a los músicos en la plaza principal, toma una canchánchara (la bebida local)... Haz una parada en Cienfuegos, una bonita ciudad que se puede visitar en un par de horas. Y si quieres conocer una zona más rural y perderte entre montañas... ¡Viñales es el lugar perfecto! Famoso por sus plantaciones de tabaco, es muy recomendable para hacer una excursión en bici o a caballo y descubrir su naturaleza.

Y por último, los 3 imprescindibles; ver al menos un atardecer desde el Malecón de La Habana, darte un chapuzón en las aguas que rodean la isla, y descansar sin fin en sus playas paradisiacas. ¡Viva Cuba!