Escritora, estilosa, creativa, encantadora, también maravillosa fotógrafa… Podríamos seguir y no parar porque es una mujer inspiradora donde las haya.

Es autora de las obras Cuando nadie mira y Todas aquellas veces y otros asuntos pendientes. Y si no los tenéis y/o no los habéis leído todavía, ¿a qué estáis esperando? ¡Son una maravilla tanto por dentro como por fuera!

Sí, ¡Alejandra nos fascina! Y no sabéis la especial ilusión que nos ha hecho conocerla y descubrirla más y mejor a través de esta entrevista.

Pero cuidado, ¡qué engancha!

Photos by: Erea Azurmendi, @tiempodecerezas

¿Qué te inspira en la vida? Me inspiran muchísimas cosas… Desde el rayo de luz concreto que entra por mi ventana a determinada hora, pasando por los libros, las conversaciones, las calles, los abrazos, las canciones, las obras de arte… Es muy complicado buscar una fuente concreta de inspiración. Creo que todo sugiere algo siempre que sepamos verlo y estemos atentas a lo que nos rodea.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora? Supe que quería ser escritora después de haber publicado mi primer libro. Sé que resulta curioso pero nunca me lo había planteado del todo. Después de observar la acogida y recibir comentarios maravillosos provenientes de los lectores que lo disfrutaron entendí que quería dedicarme a ello plenamente.
Quizás antes de todo eso tenía miedo. No lo sé. Así ocurrió.

Tienes una sensibilidad especial. ¿Innata, adquirida o una mezcla de ambas? ¡Qué pregunta tan difícil! No soy consciente de ella, la verdad. Quizás sea algo innato que ha habitado en mí toda la vida y yo lo contemplo como algo normal, puesto que venía de serie. Pero no estoy segura. He de reconocer que con el paso de los años he aprendido muchas cosas y he reflexionado mucho, he atendido a cosas que normalmente pasan desapercibidas. ¿Eso cuenta como sensibilidad adquirida?

¿Es fácil ser mujer en tu mundo? En mi mundo, en pleno 2019, no observo grandes diferencias de género. Al menos en mi segmento y estilo. Pero no por ello no puedo dejar de admitir que en ocasiones, lamentablemente, existan.
Antes que yo, muchas mujeres lucharon muchísimo para que, a día de hoy, no sea consciente de las batallas que hace años ellas debían lidiar para publicar sus obras. Se lo debo de alguna forma. A día de hoy me siento completamente libre de ser mujer y escribir sobre lo que yo quiera y como yo precise.

¿Cuál es tu lugar favorito del planeta? El lugar donde se encuentren mis seres queridos.

Un lugar, un plan y un restaurante imprescindibles en Madrid Un plan perfecto en Madrid es recorrer sus calles. Mis favoritas están en el barrio de las Salesas; parar a tomar café en alguna cafetería (o un buen vermut) y después visitar alguna exposición en el Thyssen o en la Fundación Mapfre y cenar, como no, en Fismuler. (De verdad, es el top de los tops)

¿Eres más de mar o de montaña? Yo sería feliz en un lugar de montaña que tuviese la costa justo al lado. Siempre he pensado que era más de montaña que de mar, pero en los últimos años he tenido un enamoramiento muy profundo con el agua y el olor a salitre. Necesito dosis de mar de vez en cuando y adoro la pureza del aire en la montaña.

¿Quién es o ha sido un icono para ti? Mi madre. Es única.
Pero también grandes escritoras como Alejandra Pizarnik, Anaïs Nin. Me gustan las mujeres únicas y transgresoras.

¿Tu artista preferido?Depende de la disciplina… En bellas artes me gustan mucho las líneas de Matisse, la gama cromática de Sorolla, la fuerza del incomparable Goya, la visión de Edward Hopper, Picasso,…
En la fotografía, me fascinan Vivian Maier o Francesca Woodman… En las letras, Julio Cortazar, Stephan Zweig o Clarice Lispector… ¡En realidad me encanta tener un montón de preferidos!

¿Y tu obra favorita? Estuve obsesionada durante mucho tiempo con una de Edward Hopper: Habitación de Hotel.

Un libro, una canción y una película.
Un libro: “Momentos estelares de la humanidad”, de Stephan Zweig.
Una canción: “Alone again or” de Love
Una película: “Pulp Fiction” de Quentin Tarantino.

¿Y una serie? Euphoria.

¿Cuáles son tus imprescindibles en el armario? Una camisa blanca y unos vaqueros. Adicta.

¿Algo que nunca falta en tu bolso? La cámara de fotos.

¿Y en tu frigorífico? Tomate y mozarella. Es una obsesión.

¿Algún tip en clave eco para cuidar el planeta? No soy el mayor ejemplo a seguir y sé que tengo que cambiar muchas cosas todavía, pero reciclar es lo primero. Utilizar pocos envases de plástico y comprar a granel. Comprar lo justo y con calidad. (Aquí incluyo también la ropa)

Un sueño por lograr. Escribir el tercer libro (estoy en ello).

¿Qué vas a hacer cuando acabemos esta entrevista? Después de este pequeño paréntesis, me daré un paseo escuchando música y volveré a casa para ponerme a escribir.