VIETNAM EN BICICLETA

Vietnam no es un sitio para coches, así que coge una bici y empieza a pedalear.

Eso es lo que nos cuentan dos de nuestras chicas más viajeras de la oficina. Irati y Miriam nos han traído estos tips de este maravilloso país. ¡Empieza el viaje!

¿Qué rutas te recomendamos? Si estás en el sur, no te puedes perder la ciudad de Hoi An. Una de las ciudades más románticas de Vietnam. Durante el día disfruta de sus calles llenas de color y su tradicional cocina. Hoi An es conocida por su gastronomía, ¿por qué no sumergirse en ella con un curso de cocina tradicional? Te recomendamos pasear por la orilla del río donde tendrás varias opciones. ¿Un buen recuerdo de la ciudad? Sus dibujos orientales hechos a mano por artistas locales en papel de arroz. A nosotras nos conquistó NGuyen.

Las bicis se pueden alquilar en cualquier punto de la ciudad a muy buen precio. Merece la pena perderse por sus coloridas calles. Otra opción es ir de excursión hasta la playa de Cam An, donde podrás disfrutar de sus maravillosos atardeceres.

Otro de las características de Vietnam son sus paisajes. Te recomendamos que dediques al menos 2 días a descubrir la bahía de Ha Long y Cat Ba. ¿Indispensables en esta ruta? Ir en un barquito pesquero hasta đảo Cát Dứa (Monkey Island) dónde podrás hacer senderismo y disfrutar de unas vistas increíbles. Si te gustan los deportes de agua, te recomendamos un paseo en Kayak o buceo / Snorkeling para los más animados.

Ver Prenda

Seguimos de ruta, parada obligatoria en Tam Coc. Lo que más te sorprenderá de ese paisaje montañoso es su color verde, ya que está rodeado de arrozales. La mejor manera de disfrutarlo: en bici o en una canoa por el rio.

Y terminamos la aventura con la caótico pero mágico Hanoi. Pasea hasta las vías del tren, que se sitúan en medio de la ciudad y entre casas locales. El tren solo pasa dos veces al día, el resto de horas se convierte en una calle más por la cual la gente pasea y los niños juegan. Recarga fuerzas en Railway Station Coffe y disfruta de su tracional Egg Coffe.

El tren llega hasta el puente Long Bien, una de las creaciones de Gustave Eiffel. No te puedes ir de Hanoi sin una visita a su encantadora parte vieja, pequeñas calles llenas de ambiente, color y caos al mismo tiempo (cuidado con el tráfico!).